Masajes deportivos

El masaje deportivo es un procedimiento que se aplica para mejorar el cuidado y el rendimiento del deportista. El fin es que el deportista llegue de manera óptima a las competencias y prevenir las lesiones y acelerar su rehabilitación.

Los objetivos generales de masaje deportivo son:

Preparar los tejidos para el esfuerzo deportivo, manteniéndolos en un estado óptimo
Prevención de lesiones tanto en entrenamiento como en competición
Recuperación de las lesiones que se presenten y de la forma física del deportista
Durante la actividad deportiva se produce en el organismo el metabolismo de los principios energéticos aportados al sistema miotendinoso a través de la sangre. De este proceso se obtienen sustancias de desecho o catabolitos, que deben ser evacuados evitando que se aneguen los tejidos de sustancias altamente irritantes como el ácido láctico, derivados cálcicos, etc.

Asimismo, se pueden producir a nivel microscópico micro roturas musculares, que dan lugar a procesos de inflamación, regeneración y remodelación tisular y que durarán mayor o menor tiempo en función de su gravedad.

Diferentes fases de masaje deportivo:

Masaje preparatorio/precompetición
Masaje recuperación/post competición
Masaje de mantenimiento

Otros tratamientos